Uncategorized

Borrador 1

Yo quise ser grande.

Quise alejarme de ti, para que en alguna parte del trayecto mirar hacia atrás, verte toda chiquita, indefensa, verte como lo que ahora para mi desgracia eres: mi pasado.

Yo quería ser grande, quería llegar a un gran futuro rojo apasionante.

Y mi error fue no quererte mientras te tuve.

Los respetarte.

Sabía que nací de ti y que yo era un ser minúsculo, pero te pisotee y no te quise, sólo quería salir de ti. Creí que eso era ser grande, me dejé llevar por todas esas ideas civilizadas.

Ahora entiendo que en el fondo me rechace a mí misma.

Madre, no escuchar de tus propios labios que no habría un amor más grande hacia mí que el tuyo fue mi perdición.

Madre, ahora tengo mi castigo.

Tengo mi maldición.

Y lo único que puedo hacer es aceptarlo y al aceptarlo sólo miro (recuerdo) hacia ti.

Porque extraño nadar en ese azul, me hechiza, me atrae ese azul tan tuyo que ni el sol apaga.

Estoy sola y veo recuerdo la música clásica, el escritorio de madera de Roble En dónde te escribía, las voces exaltadas de las vecinas después de acabar un proyecto.

Madre, estoy sola.

Midea civilizada de ser Dios me abandonó.

Estoy sola y tengo hambre.

Hace mucho que ya no como más que pastillas.

Estoy sola y se me antoja un abrazo de amor, en el parque, mientras disfrutamos de un helado.

Aquí no lo hay.

Muero por la infinita presión que hay en mi corazón, que no lo deja latir.

Muero por la infinita presión de esta nueva piel, qué pesa más de 20 kilos.

Muero por la infinita presión, decepción, que me dejó mi egoísmo al dejarte.

Muero porque tenía el infinito y no lo sabía, creí que si llegaba hasta aquí dejaría todos los problemas atrás y encontraría una manera de crear todo de nuevo.

Pero no soy tú, no lo puedo creer todo, no desde cero.

Muero porque el rojo aquí ya no es pasión, este rojo aquí es completa indiferencia.

Muero porque sabía que: “Había una vez…” vida aquí, pero se ha ido, y ha preferido al azul.

Muero por la infinita presión de haber elegido al pasado.

Quería mirar hacia abajo con todas mis fuerzas para demostrarte que yo podía ser grande…

Pero está presión…

Y esta infinita presión me ha reducido a nada.

¿Qué les transmite?

Uncategorized

El tipo de cambio en el amor

DSC01815

El precio del amor

No fue que lo engañara contigo, fue que pensara que contigo lo olvidaría, eso es más aproximado, no, no lo engañé porque nunca fue mío, ni te engañé porque sabía que a tí te quería, y mucho, como mi novio.

Mi novio al que pudieran conocer mis amig@s y que me conocieran contigo.

Y por fin, ser tu novia, darnos la mano, besarnos, fue sublime.

Y ahora, después de tanto tiempo , justo ahora que creí nos estábamos dando (ambos, recíprocamente) nuestro amor, ahora tú tienes a alguien más. Y me entero de esto después de que me besas y corres a tu cel para tener su imagen cerca de tí, y saborear en esa imagen los labios que recién mojaste.

Y así como yo inicié la relación pensando en él, tú la acabas pensando en ella.

 

 

Y es tan injusto ocupar la foto de mi bella bailarina de ballet rosa, pero sabes, incluso en este engaño mutuo veo belleza.

 

 Greta Garco

Uncategorized

Tengo una gemela literaria :)

a través de Tengo una gemela literaria 🙂

Uncategorized

Tengo una gemela literaria :)

Hace un rato, después entregar un examen y de comer, gracias a Dios, llegué al jardín a leer lo último que me quedaba de Fangirl, me hizo snetir muchas emociones de mi pasado, cómo lloraba internamente porque salía el séptimo libro de Harry Potter, cuando lo tuve en mis manos sentía el mundo entero, sentía tantas ganas de leerlo pero creía que era el final, entonces lo fui leyendo de muy hojas a muy pocas líneas, en una ocasión sólo leí dos renglones!! Y fue el tiempo en que me dije que estaba siendo una cobarde, que ese era el fin, sí, pero que no importaba, que no importaba que fuera el fin porque lo importante es acompañar a Harry dignamente en el proceso.

Recordé cuando Harry se esconde entre las tumbas, cuando se encuentra con El-que-no-debe-ser-nombrado y sus mortífagos y después, se dice a sí mismo que sus padres murieron luchando, dando la cara y no escondiéndose.

Entonces decidí hacer lo mismo.

Y fue el mejor libro de Harry Potter que leí, después de claro, La piedra filosofal.

Confieso que a pleno 9 de Octubre de 2018, martes, día de mi primer examen de comunicaciones 1, no he leído el octavo libro de Harry Potter!

Y es que a pesar de que acompañé a Harry y cia, sí dejó un efecto de tristeza y de vacío saber que ya no esperaría a que le llegara el libro a la librería en mi ciudad, sentí horrible saber que ya no nos leeríamos, que sí, estarían por siempre en mi corazón pero que ya no iría como alma que lleva el diablo a la premiere de la siguiente película, porque ya no habría (pero hay teatro)…

Tampoco me animé a leer el octavo libro porque me lo spoilearon :/ pero bueno, eso ya x, lo que me dolió saber es que según ese spoiler, Harry tenía problemas financieros, mucha carga de trabajo y no le iba bien con uno de sus hijos, como no trabajaba cuando me contaron eso sentí a un Harry distante, que era una vida injusta la que la autora le había dibujado, que él ES Harry Potter y no merecía eso, también sentí un poquito lejano a mi Harry porque aún no tengo hijos.

En fin, pasó el tiempo y esto me ayudó a quedarme con lo importante, que no son los libros tal cual, sino la historia y los personajes, por siempre habitando mi mente, recordándome que se tiene que elejgir el bando del bien cuando estoy en dificultades, recordando su ejemplo, haciéndo valiente mi corazón de pollo.

Y sentí muchas ganas de llorar cuando Cath también lloró al tener en sus manos el octavo libro.

Con Fangirl, aparte de que me ha animado más a apreciar mi vida como estudiante universitaria, aparte de eso y sobre todo, a escribir, a escribirles, a escribirme, me ha indicado que el siguiente libro a leer es, sí, exactamente 🙂 Harry Potter y el Legado Maldito.

libros

Bookstagram!

¡Sígueme en Instagram! Nombre de usuario: lagalletalibrosycafe
https://www.instagram.com/lagalletalibrosycafe?r=nametag

blog, Lifestyle

¿Por qué prefiero Uber?

Hola, qué tal!!

Este es uno de los fines de semana más importantes y más lindos de mi vida! 😀
En verdad no saben lo bien que me la pasé, el montononal de cosas que tengo que contarles… pero ahora hablaré un poco de la movilidad de la ciudad de México, esto sucedió hoy 7 de Octubre de 2018.

Llegué a la central de autobuses y me dirigí al módulo de taxis seguros, saludé a la encargada que muy amablemente me atendió 🙂 le proporcioné los datos que me preguntó (delegación y colonia), me dijo el monto a pagar, pagué, me dió mi boleto y también muy amable me indicó con señas dónde se abordan los taxis. Todo lo anterior es normal para mí, ya que suelo tomar el taxi seguro cuando llego a la ciudad con maleta.

Subí al taxi, saludé al chofer y él tomó mi boleto para saber a dónde iríamos, aparte de proporcionarle los datos que le proporcioné a la señorita le indiqué a qué altura iríamos, a la de mi universidad y me dijo entonces que, si iríamos ahí, tenía que pagar más por mi boleto, que me saliera del taxi para regresar y decirle a la señorita que cambiara mi boleto por uno que indicara la dirección a la que iba, ¡pero si ya lo había hecho! le dije tanto la delegación como la colonia en la que tengo rentando un minidepa para estudiar, los dos datos que me solicitó, y con el taxista yo sólo puse cara de quererlo entender, entonces me dijo que entre eje 5 y eje 6 la tarifa aumenta, que me bajara del taxi.

A ver, yo como usuaria:

1.- voy al módulo, saludo

2.-doy los datos que solicitan de mi arribo, son delegación y colonia

3.-pago

4.- camino a la base de taxis “seguros”

5.-espero al taxi

6.- hago fila

¿debo de saber a partir de qué altura de los ejes de la ciudad cambian las tarifas?, ¿es mi obligación saberlo? ¿No basta con los datos que me piden y responder, acaso tengo que hacer santo y seña del lugar al que voy?

No me salí del taxi, porque si lo hacía era para decirle a la encargada del módulo que me devolviera mi dinero, porque los malentendidos de la logística de esa empresa para mí no deben de ser un problema.

Ya para esto tenía cara de “no es mi problema”, no me salí del coche y el taxista avanzó a regañadientes. Entiendo que hay que ser empáticos, lo digo y lo aplico con personas que lo necesitan, no con desajustes de toda una empresa a la que le estoy pagando por su servicio.

Anteriormente mencioné que esos taxis son “seguros” porque, como les digo, que era clienta frecuente, una vez, cuando era muy nueva en la ciudad, tomé uno y me dijo que no sabía cómo llegar, que yo le fuera diciendo, le comenté precisamente que yo no sabía andar en la ciudad y se enojó, me trajo hasta mi departamento todo enojado, también en otra ocasión un taxista se enojó porque me senté al frente, y cuando abrí la puerta del copiloto para entrar vi que tenía su periódico, de esos que no informan como tal.

Sé que no existe la perfección, he solicitado varios ubers, mucho más de lo que ocupo los taxis, y a veces me cancelan el viaje pero eso es todo, y me ha pasado en un bajo porcentaje. Aparte, ahí si el chofer no sabe cómo llegar, porque sí, la neta, la ciudad es enorme, entonces tiene un GPS que le indica cómo llegar y que avenidas no y sí tomar 🙂
Así es como lo encuentro más seguro, sin mencionar el método de pago.

Así es como me gusta a mí, con la tecnología mejorando nuestra vida.