Uncategorized

Orgullo y Prejuicio Reflexión

Es el primer libro que leo de Jane Austen, su entrada ya es famosísima y obviamente muy propia de este libro, prácticamente es inconfundible y al recordarla, la historia comienza a llegar a mi mente como un resorte, voy recordando aquella casa en que viven Elizabeth, Jane, sus demás hermanas, la mamá que es algo superficial, la típica mujer de aquella época, y el papá, que está más avanzado para aquél tiempo, y que no ama a su esposa pero sí a su familia.
Me llevó aquella época en donde la palabra tenía tanto significado y valor, no estaba tan distorsionada como ahora.
Las cartas se esperaban con mucha ansia, con mucho entusiasmo se tomaba uno el tiempo para escribirlas, con palabras elegantes, muy de corazón, ya que representaban fielmente lo el remitente quería, deseaba expresarle al destinatario.
Me llevó a un mundo sin WhatsApp (y eso que yo también viví ese mundo), sin redes sociales como las conocemos ahora, sino con cartas, con lo que te contaba en alto secreto y confidencialidad tu amiga, o lo que se escuchaba de los rumores, que corrían un poco más rápido que la velocidad de la luz, me llevó a un mundo en donde las mujeres eran concientizadas desde pequeñas que debían casarse, encontrar un buen hombre, ´procrear hijos y complacer a su familia, y a no desobedecer lo que se esperaba de ellas, me llevó a un mundo en donde las personas se tenían que casar con sus iguales económicos, hay muchas diferencias entre ese mundo y este, que a veces pienso que se trata de otro mundo, pero actual, en otro planeta o quizá en otra galaxia, porque a pesar de sus carencias, no les faltaba nada, tenían ya ese ritmo de vida, y ahora que lo veo, las mujeres estaban acostumbradas a cuestionarse muy poco, por lo que a ojos de ahora, es como si no les faltase nada más que sus maridos, a lo que voy, es que ese estilo de vida en verdad ocurrió así, y no es que esté mal si lo comparamos con su tiempo, es que así fue su vida, y no vale menos que el ritmo de vida de hoy en día, que a ojos del futuro, de aquí a 100 años será visto como un estilo de vida burdo, casi casi obsoleto, así como nos parece el realmente increíble mundo de Elizabeth Bennet, y no es que nuestra vida de hoy en día esté mal, sino que es lo que tenemos por el momento pero, los cambios que serán vistos en el futuro serán por personas como Elizabeth Bennet, personas que dan un cambio a lo esperado por ellas, por eso, ella, la que mueve los conceptos, es mi personaje favorito, creo que para su época estaba avanzada, ella no buscaba casarse con desesperación, ella buscaba el amor con paciencia, y tenía ya su amor propio, ya que se nota que de no haber encontrado a Darcy ella hubiera preferido estar sola que mal acompañada, yo con eso me identifico.

Me llamó mucho la atención cómo se comunicaban, cuánto tiempo esperaban una respuesta, con tanto fervor, cómo es que sus viajes eran tan largos y no solían rechistar, este cambio tan contrastante que hay en ese mundo, el de Ada Byron, Lizzy Bennet, Jane Austen contra el que hoy me toca a mí, que me agrada vivir esta época, claro, pero a veces pienso que Lizzy fue un tanto más afortunada, ya que ella sí encontró al amor, y es lo que todos buscamos, a mí, por ejemplo, me gustan las personas inteligentes, y hay veces en que veo mis gustos mermados por el exceso de ¿? de interés en reflexionar de las personas, por su gusto creciente de gratificación inmediata, porque a pesar de que todo suele ser así ahora, no es para que el amor, la enseñanza, la confianza, se ganen así, creo que de ese mundo, las cartas se transformaron en WhatsApp, los rumores en tweets, los carruajes en aviones, pero, ser caballeroso, ser una dama, creo, a veces, que los principios se quedaron allá.

¿Será que encontraré a mi Darcy?
¿O será que lo anterior es un punto de vista un tanto pesimista?
Porque hoy en día, en medio de situaciones de desastre que he vivido, como el temblor en México, la actual situación y otros infortunios, sí he encontrado gente buena, que ayuda, que mueve los conceptos.
Que cimienta el futuro.

Aquí puedo mencionar a Felipe, que me ha ayudado con mis vídeos.
A quienes compran un libro con el fin de renovarse para mejores personas.

A quienes sueñan conmigo y me envían mensaje preguntando si me encuentro bien.

A quienes fuimos a ayudar cuando fue el terremoto del 2017 en nuestro amado país.

A quienes me han regalado un libro.
A quienes le han hecho su descuento cuando compro un libro.

A quienes me han escrito poesías.

A quien desde pequeña, me ha escrito cartas.

A quien se preocupa por tenerme cerca.

A quien me escucha en situaciones pesadas.

A ti, que recuerdas que estas fechas solían ser nuestRas fechas…
El mundo ha cambiado (tecnológicamente), y es para bien, así lo elijo ver yo.
WhatsApp Image 2020-05-11 at 4.36.43 PM
Los principios se quedan, se transforman, se renuevan, perduran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s