Uncategorized

Matemáticas para las Hadas, primeras impresiones

Ayer tuve una noche muy linda, mágica, gracias a mi amigo virtual Rodo, quien llevó a cabo una charla entre booktubers mediante transmisión, para mí es una de las mejores que he visto, que mas humanidad me han transmitido.

Mi tiempo invertodo ahí valió tatolmente la pena.

Gracias Rodo!

Entrevistó, dialogó, charló con El Libro Minuto y quienes nos unimos a la plática mediante el chat en vivo.

Él mencionó algo que es muy importante para quienes queremos recordar lo que leemos (y más situaciones), comentó que en una entrevista a Carlos Fuentes, en casa del propio escritor, Carlos, mencionó que se le hacía muy feo terminar un libro y pasarse al siguiente, es cruel, como si no te hubiera transmitido nada, y que él acostumbraba a hacer una pequeña reseña/crítica, plasmar la idea principal, qué había entendido, cómo le había parecido, eso, en ese instante, le pareció al Libro Minuto un tanto de flojera, él lo admitió en el envivo, que cuando era joven, la idea de escribir una reseña al terminar un libro le daba flojera… sin embargo hoy eso hace, y ya lleva tiempo, se nota en su manera clara y precisa de hablar, en la claridad de sus ideas, en su forma amena, en su humanidad.


Hoy terminé de leer Matemáticas para las hadas, de F. G. Haghenbeck, lo dejé de leer algunos días ya que tuvo un final, que le dio un vuelco completísimo a la historia, tanto, que de ficción histórica parece un libro de thriller psicológico ya que JAMÁS me imaginé que la historia, la vida de Ada Byron sufriera eso de tal personaje, lo odié, ¡¿Cómo puede existir alguien así?! ¡¿Cómo le pudo haber hecho eso a su propia —-?!

Bueno, me dió un bloqueo lector distinto a los pocos bloqueos lectores que había tenido, por ese sufrimiento que Ada experimentó a manos de aquella Sra… que no se le puede llamar {{{{{

El caso es que lo acabé y lo puse en su lugar en el librero, obvio un lugar temporal ya que como nosotros, los libros van de paso por esta vida, que espero se queden lo más que se pueda, que me acompañen a lo largo de mi vida mis bellos y fieles amigos: LOS LIBROS.

Bueno, y mientras contrastaba su altura, igual a la de los otros dos libros a su derecha, me dije:

-No es justo que lo deje aquí, seguro mañana o otro día lo releeré para hacerle su reseña, y tener bien en claro sus ideas pero, algo dentro de mí sabía que si lo dejaba ahí, “mañana” no le llegaría, lo pospondría más.


Y recordé las palabras que El Libro Minuto recordó en aquella entrevista, diálogo, charla con Carlos Fuentes en casa del autor de Aura y demás compañeros por parte de su trabajo, y por eso estoy escribiendo esto, que sé no es propiamente acerca de Matemáticas para las Hadas, pero es escribir, es escribir acerca de aquella noche (ayer) en donde me transmitió eso, lo reforzó, ya que con el paso del tiempo, yo también escribía unas líneas acerca de lo que me había dejado el libro, gracias al canal, a que me quiero desarrollar como booktuber y hacer cada día mejores reseñas, subrayar en los libros es importante, pero es BASTANTE POR MUCHO, ESCRIBIR EN UNA LIBRETITA las primeras impresiones al leerlo, para que la memoria fresca perdure, pero es aún más importante estar leyendo con una libretita al lado para ir anotando lo que nos va gustando del libro, LEER TIENE UN COSTO, Y ESE COSTO ES ESCRIBIR acerca de lo que se lee, de qué te va gustando, qué libros te va recomendando el mismo libro o personas que se te hacen interesantes y las agendas para tener más probabilidades de conocerlas después.

Ayer inicié con esta fase, con la de ir leyendo y anotando A MANO, al mismo tiempo, me acompañó Hannah Arendt, fue algo pesado, debo admitirlo y también que por lo que va de La hora sin diosas no me resultó tan fascinante como Lou, incluso como Maal, ellas tenían ese saborcito que da a la vida un tono cordial, Hannah es un poco más seca, un poco más analítica, como yo, no tan coqueta y está obsesionada por su profe de una forma que yo no lo he estado con ninguna persona.

Bueno, el caso es que leer tiene su precio, y ése es escribir, y más si se quiere contar la historia después, decir, transmitir una partecita de lo que nos transmitió, ya sea para reseña o para contar a mí misma del futuro, para que la younger Greta talks with The Future Greta.

Para leerme.

Y en este caso de las primeras impresiones me parece adecuado escribirlo a máquina, a compu y en esta plataforma que forma (xD) parte de las redes sociales, creo que eso es lo bonito de las redes sociales, contar la mejor versión de nosotros mismos, y obvio la mejor versión no es una aquella en donde todo sea feliz y contento, NO, LA MEJOR VERSIÓN ES AQUELLA EN DONDE BRILLA NUESTRA ESENCIA, en donde nos mostramos tal cual somos, con nuestros sueños frustrados, con nuestros errores y pesares, con nuestras dudas y miedos, nuestras inquietudes, mis inquietudes, mis ganas de escribir, de dejar una constancia, una huella de mí, hoy Min está aquí conmigo, estaba hace ratito echadito como Pavo con sus manitas para sí, como durmiendo, pasando el rato conmigo, entre mi libreta de frases y el libro del título de esta entrada, y con esto, que casi no he escrito nada de ese libro, se nota la importancia de escribir lo que nos marca, ya sea para bien o para mal, para desahogarnos, ya ven cómo ayer, terminado el en vivo tuve que haberlo escrito, para sacar todas esas emociones, esa alegría y esa calidez que me llenó, para hacer una transferencia de energía, para contagiarla a alguien más, para no quedármela yo solita…


Ayer terminado el en vivo me puse a leer pero, no sé, una parte de3 mí se sentía triste de que hubiera acabado, otra de mí quería leer pero estaba muy alegre, quería más transmisión, mi mente lo estaba procesando y me obligué a leer, pero era pesado, entonces cerré los ojos y estaba saboreando lo que la transmisión me dejó, era mucho, y se me hizo una manera de procrastinar seguir saboréandolo así que me puse a leer, libretita en mano y Min queriendo tomar el lapicero…
Por eso ella, que tanto admiro, se me hizo un poco aburrida.

Tuve que haber escrito, expresar mi energía de manera productiva, no leer.

Éste es el costo de disfrutar/soportar la vida, DE ESTAR VIVO, es transmitir aquello que sientes con mucha intensidad. De preferencia ese mismo día, cuéntatelo, a manera de diario, lo he hecho con situaciones que me tenían devastada y me ayudó a tener claridad.

Ayer hubiera estado perfecto haber escrito del envivo, pero la ignorancia de ésto, la falta de, más bien, y la rutina, me ganaron.

Pero el ayer no exite, y es mejor tarde que nunca: por eso EXISTE HOY.

Bueno ya, pasando a Matemáticas para las Hadas, es la historia de Ada Byron, mujer aristócrata que no conoció a su papá, un poeta.

Su madre le ocultaba su pasado, le ocultaba detalles de su padre, ellos, en algún momento, se enamoraron, tuvieron una preciosa niña, de ojos muy azules tiernos, pero llegó un día en que se acabó el amor entre los padres, y es que ella, bueno, aquí vienen los spoilres, era una mujer ULTRA recatada, y volvemos a lo mismo, somos humanos, no hay porqué aparentar una perfección ya que todos sabemos aquello no existe, no hay porqué sonreír siempre ya que también sentimos dolor, bueno, continúo, ella no se dio cuenta (porque estaba enamorada del poeta maldito) que él era un mujeriego y que también tenía sexo con algunas personas de su mismo género, le causó mucho asco a la Sra. que también se enteró que su esposo tenía relaciones íntimas, incesto, con su propia hermana, se divorciaron y digamos, por lo que entendí, que la mamá estaba consiente de que la niña era un ser inocente en medio de aquella disparatada ecuación, y la quería, pero también le daba asco porque era fruto, un 50% de aquel pervertido, entonces, al ir creciendo la niña y preguntar por su padre, la madre la rechazaba, es normal que los niños pregunten por su padre o madre cuando este falta, y se le debe de dar una explicación clara y honesta de porqué no está con ellos, porque sino se le causa mucho daño a esa personita inocente, creyendo, tal vez, que papá o mamá se fue porque no los querían, y crecen con esas ideas.

Bueno, Ada tuvo una vez un mágico encuentro con un fauno. Sucedió después de que su madre la abofeteara por estar leyendo un libro de poemas, si no mal recuerdo, le había prohibido leer aquel libro, le pegó una cachetada y con su anillo cortó el labio de Ada, que sangraba, ella, la pequeña inocente niña, salió corriendo con llantos en los ojos y sangre en los labios al bosque, en donde, después de un tiempo, se encontró con el rey Orfeo, un fauno que le regaló una maquinita de música, y ella quedó maravillada, ¿Cómo de puro metal podía producirse aquella música digna de las hadas? y pensó, si una máquina puede hacer música, también puede hacer cuadros de arte, retratos, limpieza…¡mi tarea! para que yo pueda disfrutar la vida, aquí en el bosque, encontrar a las caprichosas hadas…


Es una historia muy bonita porque la niña, Ada Byron, se desarrolló con ese mundo mágico, creía que tenía un amigo elfo, tenía esa pureza de tener como amigos a esos seres, tenía la ilusión de conocer quién fue su papá, si la quiso…pero también tenía la obligación por parte de su mamá de cumplir con tareas matemáticas, que le fueron interesando porque su mamá, que a veces, a veces comprendía a su criatura, le dió a llenar un cuadrado mágico, le dijo que era un acertijo difícil de lograr, que ella había resuelto uno y la habían publicado en el almanaque de las matemáticas, y Ada, que por necesidad mamífera apreciaba a su mamá aunque la tratara mal, le tomó gusto.

Sí se estuvo quebrando la cabeza para contestar aquél cuadrado mágico pero todo fue tomando sentido con la ayuda de su amigo, el Rey fauno, que le comentaba, a tarvés de cartas, cómo solucionarlo y cuando lo hizo, su mami se alegró tanto que ella se sintió que pertenecía, y por eso, desde mi punto de vista, fue muy fuerte para las matemáticas, a a pesar de que no lo estudió como carrera universitaria, pero claro, eso no siempre es garantía de ser bueno en lo que se estudia.


Ada es una compañera que me ha ayudado y enseñado mucho, una mujer con un potencial enorme, una niña inocente, muy linda, creativa, inteligente… pero con muchas dudas afectivas en su interior, fue una joven guapa, que supo enfocar sus energías en un proyecto que llega con mucho eco hasta nuestros días, Ada, gracias por dejarme conocerte a través de la pequeña Gran máquina que son los libros, ya estamos con otras máquinas y tu propósito para la máquina diferencial cada vez es más y más tangible.
Una máquina que haga todo por nosotros.

A pesar de que dije que es una historia muy linda, también es mega trágica y es aquí en donde digo que eso nos muestra tal cual somos, seres intensos, con mucho dolor que vamos acumulando a lo largo de nuestro paso por esta vida, con muchas anécdotas que queremos transmitir pero a veces, por el estilo de vida que llevamos, olvidamos…pero que viven en el fondo de nuestro ser. Es una historia muy humana, se siente como documental bien hecho, no aburrido, por si te lo estás pensando en eso eh? Reconsidera asociar aburrido con documental, por favor.

El final se me hizo feo, me dolió y por eso suspendí mi lectura, a menos de 4 páginas por acabarla, esta noche lo he hecho y quiero preguntarles, saben hacer programas para computadoras? Ada Byron los hizo cuando no había ninguna sobre la faz de la tierra, no como las concebimos actualmente, que hay más de un billón de ellas.

Hasta aquí le voy a parar con estas primeras impresiones de Matemáticas para las hadas, que afortunadamente no es perfecta pero sí puede mejorar, que es de lo que se trata la vida, como verán la mezcla de ideas es debido a que no escribí en su tiempo lo que debía haber escrito, se traslaparon.
Necesito regresar para hacer la reseña del citado libro y todos los demás que he leído en cuarentena, ya que, en estos días, leer por leer ya no me sabe, tengo que escribir acerca de esos libros 🙂


—-* para no spoilear


Con cariño y cansancio en los ojos por escribir a altas horas de la noche, después de la tarea universitaria,

#🍪📚☕

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s