blog

“Teletransportarme” sería el término más cercano, pero se queda lejos

Venir a la biblioteca tiene todo el sentido gracias a éste pequeño y humilde libro, que se hace pasar por uno más para que los demás no se den cuenta que es único, especial, que es un portal que me transporta a estar entre tus brazos y escuchar tu voz, que me calma, que me ayuda, que me dice que todo estará bien, que puedo contar contigo, es tu voz cuando me lees y me llenas mi corazoncito curiosos cuando me cuentas todas esas cosas que yo no sé, que tú dominas tan bien, que salen de lo común pero, al mismo tiempo, tienen todo el sentido común del mundo, contigo es así, contigo estoy segura, contigo aprendo, contigo sé que estoy segura,

afuera el mundo es un caos, un torbellino que arrastra mucho aire contaminado, que son sólo voces dando opiniones sin sentido que sólo buscan su beneficio, afuera, hay muchas piedras que arroja el torbellino, hipocresías que la gente hace para tener algo, porque no saben y tampoco quieren ser personas transparentes, amigos que sólo buscan a uno cuando preveen un beneficio, ‘amigos’ que quieren cerca a su amigo para atacarlo por la espalda, ese torbellino se vuelve un tornado y no sé qué sea peor, o de quien haya que cuidarse más, de los supuestos amigos o del traicionero doble cara del “amor”, ese en donde sólo se busca estar con alguien para no estar sólo, para aparentar cierto éxito y presumir que se tiene a alguien, pero que ni esos traidores se lo creen, afuera también hay mucho polvo, que son esas personas que buscan vender mentiras, que sólo te sonríen y fingen ser familiares, pero sólo quieren que les des tus dinero y verte largarte de su vida, también hay personas, allá afuera, que son excremento que sólo busca enbarrar sus creencias sobre las de uno, que a la de a fuerza quiere que pienses como ellos para “validarte”, para que uno tenga una vida como la de ellos.

Pero afuera también hay gente buena, como la bibliotecaria que se levanta temprano para abrir la biblioteca y permitirme el paso a la sala del lado sur, llegar al único libro desgastado que tomo y mientras leo, se convierte en el portal que me permite llegar a ti y encontrarte, encontrarme segura en tus brazos y con tu voz dándome razón a través de aquellas letras, de aquellas palabras que provienen del raciocinio, que se vuelven una luz muy bonita, que es la iluminación.
Con ella puedo ver la gran persona que eres.
Y con ella entiendo que a veces las personas que se aman se tienen que alejar, y te extraño pero sé que tengo acceso a ese libro, y esos recuerdos que me conectan a ti, y que en casa, sola conmigo misma, estoy segura y muy contenta porque es mi espacio para trabajar por y en mí, porque quiero quitarme la suciedad del torbellino y después, quiero ser una persona transparente y serena, para que la luz penetre en el agua con tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s