blog

Cuando estamos lejos, seguimos juntos.

Anuncios
Anuncios

 Ese rayo que nos une, cuando estamos juntos nos reconocemos, y cuando estamos lejos, amor, creaste una chispita, una chispota, un rayo que da origen al Universo mismo, en donde habitamos. Gracias por crearlo, por protegerme, cuando estemos lejos, te llevo en el corazón, esa chispita aporta a su movimiento, a mis esperanzas y sueños.

Estamos juntos aunque tú estés entre toda la gente que camina por la Madero y yo en la soledad de la música electrónica y las letras.

Anuncios
Anuncios

El día en que fui feliz, en el que la monotonía se fugó, le huyó de nuestras vidas, el día en que pude respirar no sólo aire, sino que me hice sirena en la tierra y pude volver a respirar en agua, el día en que no sólo interna, muy en el ya acostumbrado fondo fui feliz, sino que resurgió hasta la superficie de la fisicidad, el día en que sonreí y fue para siempre, para ti y para mí, el día en que de sirena pasé a humana y visceversa, el día en que se creó una chispa en mi corazón, creada con nuestra cercanía, con ese encender de verte, de verme, de conectarnos, de saber que, a partir de hoy, hay un lazo electromagnético o de una fuerza más extraña aún que nos une, de estar conectada contigo a través de la fuerza e intensidad de un relámpago, que no se ve, pero se siente. Mi mirada y mi sonrisa lo dicen todo, tu captaste el momento. Ese rayo que nos une, cuando estamos juntos nos reconocemos, y cuando estamos lejos, amor, creaste una chispita, una chispota, un rayo que da origen al Universo mismo, en donde habitamos. Gracias por crearlo, por protegerme, cuando estamos lejos, te llevo el en corazón, esa chispita aporta a su movimiento, a mis esperanzas y sueños.
Ese brillo mágico que ves en mi mirada me da seguridad, me siento plena y muy feliz, estemos cerquita, como este día Martes en Santo Domingo, o como ahora, como este nuevo Martes que estoy en este pequeño escritorio recordándote, como todo el día, todos los días. Soy un pececito que nada libre y contenta dentro de ti, el eterno mar universal de éter que elimina la distancia entre nosotros.
Sabes que te quiero mucho, y me quiero a mí misma, obvio, pero prefiero la vida, me es más sabrosa junto a tí tanto como un pez a su agua.
Estamos juntos.
Estamos juntos aunque tú estés entre toda la gente que camina por la Madero y yo en la soledad de la música electrónica y las letras.

Este día fuimos en busca de un corazón que dejé olvidado pero más bien, agrandamos el nuestro, que es uno, y nació la eterna rosa. La única más hermosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s