blog

Éramos libres en Marte y aquí, en Domingo.

Fuimos reyes locos, caídos de Marte, buscando sentir la dicha del Domingo en la Tierra.
Fuimos versos libres como gaviotas que vuelan sobre el mar a su manera, como el aire que sopla a su antojo en la ciudad, la vagábamos sin restricción del fin de semana, daba igual que fuera Martes o Domingo, no teníamos ataduras ni preocupaciones.
El tiempo era nuestro.
Éramos de los libres.
Fuimos reyes alienígenas que caímos en la tierra, y aquí, en MartesDomingo, fuiste romántico conmigo, fuiste un hombre enamorado. Me convertí en mujer amada.

Afrodita marciana sin sus gemas


Eso bastó para hacernos humanos hechizados.
Como en los más bonitos cuentos de hadas llegó la hora de regresar, de salir corriendo del relato a la monotonía. El placer y el hechizo duran sólo un instante. El cielo nos concedió nuestro pedacito de espacio, y de tiempo, y llenamos el éter con nuestra vivencia. Llegó la lluvia anunciando el regreso. Corrimos bajo ella, que fue suave y después, tras sentir la ligera brisa, llegamos a casa.
Fuimos libres y ahora, ahora sólo somos.
Y esa es, quizá, la mejor parte.
.
.
.
Hasta la vista, baby.

Atenea en alianza con Sirenas.
Anuncios
Anuncios
Anuncios
Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s