libros

Booktag: ¿Culpable ó Inocente?

1.- ¿Obsequias los libros que te obsequian?

Les voy a contar que, de todos los libros que me han obsequiado, que han sido como 30, sólo me he desprendido de dos, el primero de ellos fue Fotosíntesis, por Isaac Asimov, un compañero de la universidad llevó en un huacal varios de sus libros, colocó el letrero de <TOME UNO> y yo así de: “¡¿en serio, o es broma?!” él, muy amablemente, me invitó a tomar más de uno, lo leí y me dio mucha satisfacción pero sobre todo conocimiento.

Un día un joven me preguntó, con mucha desesperación si tenía algún libro a la venta de Isaac Asimov, me dijo que era su autor favorito y que no lograba encontrar uno de segunda mano, así que no dudé en mostrarle el que tenía yo, y con mucho gusto se lo llevó a $30, este libro no me dolió venderlo ya que, como dije antes, ya lo había leído y sé que se fue en buenas manos.

Anuncios

Con otro obsequio de libros, que recibí el 14 de Febrero, me pasó que amé los libros, para mí, la investigación de la literatura antigua de medio oriente me resultó asombrosa, fue un obsequio con mucho cariño.



Pero pasado algún tiempo, lo vendí por una situación similar a la anterior: un joven me preguntó por literatura del medio oriente y dije que sí tenía libros así, le mostré el tomo I de “Medio Oriente, Perspectivas sobre su Cultura e Historia”, que ya había leído y disfrutado, que sabía lo muy bien investigado y escrito que estaba aquella obra, que tenía mucha información valiosa, muchos relatos de la literatura antigua y ¡a sólo $50! el joven no estaba tan convencido pero aún así se llevó el libro y de ésta situación en particular sí me duele, ya que para mí es sólo incertidumbre de si el libro cayó o no en buenas manos, aparte el precio estuvo súper accesible, y yo si estaba dispuesta a releerlo 😦

Saben, en aquellos tiempos que empezaba a vender libros, creía que tenía muchos, y me dolía cuando me preguntaban por uno y yo no lo tenía, entonces, o se los conseguía o vendía los que yo tenía, porque me hacía sentir de menos decirles a los lectores, “no, no tengo tal libro”, y ahora, ya más consciente del asunto, sé que los libros son infinitos, que nunca tendremos ni alcanzaremos a leer todos los que deseamos, pero aunque menos, me sigue doliendo no tener varios libros, ahora como lectora ya que tengo otro trabajo a parte de la venta de libros, que lo hago con mucho cariño.

Por lo tanto, para ésta respuesta lo admito, me considero: CULPABLE.

2.- ¿Haz mantenido contigo algún libro ajeno?

Para ésta respuesta les adelanto que a pesar de saberme CULPABLE no me da remordimiento, ya que miren, pasó así: Felipe, compañero de la universidad me prestó este muy buen libro, ENCERRADO CON LOS FARAONES y otros cuentos de H. P. Lovecraft en Febrero, pero pasamos por cuarentena, dejé de ser su vecina, desde entonces hasta ahora lo tengo aquí conmigo, bien resguardadito y bien leído, mucho miedo me ha causado, ¿te gustan los misterios, Egipto, sus rituales, las momias, las civilizaciones antiguas de las que muy pocos hablan, como Lemuria y Mu, la Atlántida, sientes fascinación e intriga por las criaturas de otras galaxias, las abducciones, los misterios del océano profundo, quieres espantarte un buen rato por las noches? Entonces este libro te quedará muy bien.

3.- ¿Haz mentido que no tienes algún libro para no prestarlo?

No, creo que eso es parte de un TOC, una manía que tengo, que decir, aunque sea por mentiras que no tengo algún libro, me hace sentir mal, porque resurgen en mí las ganas de tenerlo, bueno, no me pasa con todos, afortunadamente ya no, pero sí con la mayoría de los clásicos, igual gracias a que he leído más me he dado algunas decepcionadas con ciertas novelas, y me alegra no tener ciertos libros, aparte, si no lo quiero prestar no voy a mentir para quedar bien con esa persona, creo que es válido y mucho mejor decir la verdad, aunque duela en este caso simplemente decir: ESE LIBRO NO LO PRESTO A NADIE.

Me declaro: INOCENTE.

4.- ¿Haz hecho de menos un libro que te guste?

No hecho de menos pero sí he hecho que pasen desapercibidos, me explico: cuando iba a alguna librería, y sabía que por la naturaleza de ese ejemplar no lo tendría ninguna otra librería o sería muy difícil conseguirlo, lo guardaba en otra sección para que nadie se diera cuenta de él y así, a mi regreso, estuviera disponible para mí 🙂

Anuncios

5.- ¿Doblas las páginas de los libros?

No me gusta pero sí lo he hecho, sobre todo antes, que me salía a leer sin separador ni lápiz, los post it a mí no me gustan para nada, entonces, cuando sólo éramos el libro y yo y había una frase de por medio que me gustara del libro, doblaba la esquina de la página.

Si la frase estaba en la parte superior doblaba aquella parte, si estaba en la inferior, abajito doblaba, si estaba en el centro doblaba más la hoja, había veces en que en una sóla página había muchas frases en, digamos, la parte inferior entonces doblaba y redoblaba, y siempre apuntando a la ubicación de la frases.

No es algo que me guste pero para mí es más cruel pasar desapercibida tal frase o párrafo que no doblarla, cuando me encuentro libros así tampoco es que me enfade, simplemente desdoblo y “plancho” y ya. No lo considero pecado, lo que sí es más cruel para mí es subrayar con marca textos, eso para mí sí lo es desagradable.

6.- ¿Le cuentas el final de un libro a quien a penas lo inicia?

No, eso sería muy mala onda. Me espero a que lo acaben y después lo charlamos. Me declaro: INOCENTE.

Anuncios

7.- ¿Haz dicho SÍ haber leído un libro para quedar bien con los demás?

No, eso no. Simplemente me quedo con las ganas de tal libro, lo anoto en mi wish list y poco a poco los voy consiguiendo.

Me encuentro: INOCENTE.

8.- ¿Haz dicho NO haber leído un libro para quedar bien con los demás?

Tampoco, creo que cada quien es libre de leer lo que le cause más emoción, con lo que se sienta bien consigo mismo, que le ayude, por diversión o por conocimiento. Cada quien elije sus propias lecturas y no está obligado a hablar de todas y cada una de ellas, hay lecturas que son para compartir y otras que son para uno mismo.

9.- ¿Te saltas las páginas cuando el libro no va muy bien por esas partes?

¡Qué horror, no! Creo que es en esas bajadas cuando podemos apreciar la intensidad de las subidas, cuando agradecemos al autor qué tan alto nos puede llevar cuando el libro se compone.

ME DECLARO: INOCENTE.

Anuncios

10.- ¿Hubo sagas que leíste en desorden?

Casi no he leído sagas pero todas las he leído en orden, de otra manera no.
Me declaro: INOCENTE.

Anuncios
Uncategorized

ROSA DE JUNIO Juventino Sánchez de la Vega

ROSA DE JUNIO
Juventino Sánchez de la Vega

I.

A la hora del canto y de la rosa

naciste, Amor, tras de la dura espina,

y te bañó en su sangre peregrina,

de la espuma del mar la núbil diosa.

´

Amaneciste, Junio, en la amorosa

quietud primaveral que se adivina,

un sueño de color de aguamarina

que rueda hacia la muerte silenciosa…!

´

Amaneciste azul cuando el rocío

te llevó su mensaje en plenilunio

y de jacintos el undoso río

´

desbordó la vida. Mi antelunio

pasó… y al madurar el sueño mío,

brotó la rosa en el jardín de junio…!

´

II.

¡Junio, tú nos miraste en ese instante,

en que toda emoción se primavera

con la sangre fluvial de la primavera

rosa que se degrada palpitante!

´

La espina de la rosa fue punzante

y después del dolor, en larga espera,

enfloróse de rosas la pradera

y así quedó mi corazón sangrante…!

´

La primavera nos tendió su alfombra,

la vida me ciñó con sus abrojos

en la raíz de mi dolor que asombra…

´

espejos de la noche eran sus ojos

y en ellos se asomó mi leve sombra

de amor para besar sus labios rojos…!

III.

Y mis labios sangraron con los besos

en mi afán de sorpresa enardecida,

hasta que fue mi boca roja herida

en la nieve callada de los rezos…!

´

Del amor madurándose los brezos;

pasó la noche clara de la vida,

y celosa la aurora amanecida

entre espinas halló mis labios presos…!

´

Y quiso deshojar la rosa mía

con sus rosados dedos, en la duna

mas, con mi sombra la cubrí en el día,

y así, mi amor, bajo la noche bruna,

la libró de la nieve que caía

cual navidad de pétalos de luna…!

´

IV.

Tan tierna era mi rosa, que el aliento,

podría deshojar, tras de la ausencia,

su corazón de dulce transparencia

como las hojas que calcina el viento…

´

El hálito se hallaba somnoliento

en el más verde gay de la conciencia,

y pura con sus galas de inocencia

la guardó en su jardín el pensamiento…

´

Y abierto ya el botón de su clausura,

apenas la mirada luminosa

la tocó desde lejos con ternura,

´

y volvió a su retiro más ansiosa,

a hundirse del silencio en la negrura

el dulce tono amarillo de la rosa.

´

V.

Hace tres años, junio, mi esperanza

reverdece en el campo de la aurora,

y el corazón en la penumbra llora

con lágrimas de sangre… ¡su añoranza!

´

Se nutre del dolor y la olvidanza

en esta aguda soledad sonora,

y en la callada música, -deplora-,

el amor que se fuga en lontananza…!

´

Pero el alma es la rosa de la vida,

la rosa mía que por siempre dura

y aunque está desangrándose mi herida,

´

¡ay!, por haber tocado su hermosura,

más allá del espacio, presentida,

responde de mi voz a la ternura…!

´

VI.

¡Rosa del corazón, -ingente llama-,

raíz de mi ternura y mis dolores,

rosada quinta esencia de mis flores,

mi juventud te dice que të ama…!

´

La lis de tu presencia me reclama

como el único amor de tus amores.

¡Clávame con tus grafitos punzadores

y luego mis heridas embalsama…!

´

¿No ves que la esperanza es el rocío

que la mañana de sus ojos vierte,

lo mismo en primavera que en estío?

´

el corazón solloza por no verte…!

¡La vida de jacintos es un río

en ruta silenciosa hacia la muerte…!

´

VII.

Pero llevo en mi ser tu geometría

¡Oh rosa triangular de Cardinales

pétalos -elementos esenciales-

donde está la más alta trilogía…!

´

Por eso yo te llamo toda mía

y en el jardín de Junio de liliales

crepúsculos, del llano en los cristales

te ciñe la más pura poesía…!

´

Ciñe mi voz tu roja transparencia,

y en el aire tu aroma se adivina,

se dibuja en la nube tu presencia,

´

y en la más onda concha submarina,

eres la rosa perla de la esencia

de mi sueño color de aguamarina…!

Uncategorized

¿Cómo elegimos nuestros libros?

Hola qué tal Galletas Riquísimas, Deliciosas y Crujientes

Ese tipo con un libro me ha nominado a un booktag que considero interesantísimo, las preguntas son:

¿Qué haces para elegir un libro? ¿Qué influye en tu elección?

¿Alguna recomendación,  la fama del autor?

En esta charla literaria abordaré qué es lo que más influye sobre la elección de mis libros, hasta el momento, sé que puede cambiar en el futuro bueno, más bien irse modificando, esto de los libros es todo un camino infinito y me estoy dando cuenta que conmigo se ha trazado una combinación lineal de muchísimos factores, para generar mi actual selección.

En Bachillerato por: Tarea

Hubo un tiempo en el que dejé de leer. Fue una pequeña parte de mi adolescencia, cuando estaba en la preparatoria.

Los gastos se incrementaron ya que cursé un bachillerato privado, clases de inglés particulares y estaba más enfocada en el estudio requerido que en cultivarme íntegramente: artes, danza, literatura, lo único que me quedaba era un cierto interés por la moda, creo que eso es un poco predecible, las cuestiones médicas también requirieron su aporte económico y lo que leí por mi gusto de aquella época vagamente lo recuerdo aunque ahora, escribiendo, me viene a la mente que leí El Origen de las Especies , de Charles Darwin (de Porrúa) a petición de la maestra de Biología y fue una lectura exquisita, recuerdo que en clases lo comentamos y se notaba que más de la mitad, a pesar de que si lo compraron, leyeron muy poquito, quienes lo debatíamos hacíamos de ese día uno de los mejores de aquella clase, yo aporté y cerré el debate ya que leí más, y es que notamos en Darwin un ser cuya comprensión del mundo, que nos compartió y nos maravillo con nuestros orígenes o al menos un intento sincero de explicárselo de manera científica, fue un ser agradecido. Siempre citaba Y AGRADECÍA a las personas que habían contribuido de manera directa o indirecta a su valioso trabajo.

En ese entonces no lo sabía, pero ese libro, con bastante congruencia fue de los principales en crearse como semilla, fue de los que me dio ese origen a este tipo de literatura, la científica, que se desarrollaría más tarde.

WhatsApp Image 2020-05-19 at 8.57.22 PMMatemáticas para las hadas, de F.G. Haghenbeck leído en 2020 un libro que me ha ayudado a tener una postura más encaminada y firme con respecto a la tecnología: tecno-optimista. Atrás de él, un paquete que contiene La Piel de Zapa, de Honoré de Balzac, que me envió el Joven Capitán Mercenario de la Librería El Sótano.

En bachillerato por: Recomendación del mejor Profesor de todos los tiempos, el Profe de Matemáticas

Recuerdo que también leímos, Germán y yo: El Discurso del Método, de René Descartes, fue gracias a la elegante ponencia de nuestro profesor de Matemáticas, uno de aquellos profes con auténtica vocación, siempre iba más allá, siempre haciéndonos entender las matemáticas con humanidad: José Francisco Rojas Parada, lo recuerdo tanto, todos los maestros deberían de tener un toque como él para ser llamados Maestros. Recuerdo su fecha de cumpleaños: 4 de Octubre, un día antes del cumple de My Mother (no me pregunten de qué año porque eso sí que no lo sé) con el paso de los años sólo puedo pensar en él y decirme ¡Cuánta razón tenía ese Maestro!

Él, nuestro Maestro de Matemáticas, nos recomendó en clases leer ese libro y recuerdo que ese día, saliendo de la Facultad de Filosofía y Letras, en donde Germán y yo tomábamos clases de Inglés, bajamos al zócalo, caminamos, platicamos, casi siempre era de la tarea de Matemáticas ya que ese profe lograba precisamente eso: que las matemáticas se volvieran tema de conversación, así como la responsabilidad (que conlleva). Estaba la feria del libro y nos emocionamos, estuvimos viendo la magia de tantos libros en un solo lugar, curioseando, como siempre sucede con los libros y casi sólo con los libros, exclamando uno que otro título, viendo cada quien lo que más le llamaba la atención pero juntos, reuniéndonos para conversar sobre alguno, separándonos, como hormiguitas trabajando nuestra curiosidad, con las antenas bien puestas. Y con el debido silencio.

Fuimos a otra isla/puesto, ahí había muchos libros de la editorial Tomo, y bueno, ustedes saben que es una editorial que ofrece una calidad muy bonita, que abarca la mayor parte de los clásicos, que su portada blanca, lisa y suave con  el autor en un óvalo con textura plastificada que da esa doble textura a todo el tomo, valla la redundancia, es única y…accesible. Éramos dos estudiantes (bueno, lo seguimos siendo xD, y a mí me gustaría serlos toda la vida) de bachillerato que enseguida, como cuando un gato dirige su carita al olor del pollito/pescado/sobrecito de Whiskas, así dirigimos nuestra (atención) mirada a un libro que ya nos había elegidos, desde ese día en el salón de clases, ahí estaba: El Discurso del Método, no recuerdo quién fue el primero en tomar el libro, lo que recuerdo es que lo teníamos en nuestras manos, estábamos juntos, observándolo con dos o cuatro manos que eran solo una o dos manos, era ver oro, era ver la pantalla brillante del celular que tanto nos atrapa, pero misterioso.

Pero que une.

Al inicio creímos, telepáticamente, que sería costoso y estábamos haciendo acuerdos para que uno de nosotros lo comprara, lo leyera y después prestara al otro, estábamos muy en sintonía (ni siquiera sabíamos que existía eso del spoiler, así que ni lo pensamos), en equipo, con la comunicación como creíamos sería en el futuro, o que lo es de los sabios: telepáticamente. En eso, el Sr. de los libros, un señor como de cincuenta años, algo llenito, con playera blanca y que por su expresión se puede decir que nos había visto a lo lejos y que ya tenía un ratito de tiempo en caminar hacia nosotros desde la jardinera que estaba frente a su puesto, con la barbilla alzada para empezar a hablarnos, nos saludó, dijo el precio, súper accesible que para nada nos íbamos a comprar uno para los dos, no, uno para cada quien. Ese día fue una delicia.

Y una bendición, una coincidencia astronómica, como Descartes, así lo veo yo.
La lectura fue personal, no leímos juntos Germán y yo físicamente, pero ambos seguíamos con las antenas bien puestas, como hormigas concentrando toda nuestra curiosidad en esos cachitos de tiempo que van formando esta cadena de vida, que ya están en el pasado, pero que gracias a la lectura, nos hace seguir vivos. Este libro fue mi segunda experiencia con la lectura científica, en bachillerato.

WhatsApp Image 2020-05-19 at 8.57.23 PM

Para no hacer este blog tan largo, ya que ya me desahogué con esas dos recomendaciones sublimes y divinas, ahora iré más al grano

Porque los tenía a la mano y me causaban misterio: Biblioteca de mi papá

En este apartado quiero citar libros de misterio, de situaciones incongruentes y uno que otro juvenil que es cuando uno está más propenso a comprar lo que se vea más llamativo y sea romántico o de miedo, más por esparcimiento, más cuando queremos tener todas esas ilusiones, cuando estamos bien primerizos ante los conceptos que gobiernan al mundo: el amor, la fidelidad, la felicidad, la diversión, la popularidad, la moda, un mundo sin injusticia ni pobreza, eso rara vez lo vemos o más bien, rara vez le damos el peso correspondiente de chamacos adolescentes, estamos inmersos en nuestro tierno pero complicadísimo mundo.

Mis papás rara vez nos dejaron salir, sólo una vez fui a un antro pero porque fue una competencia de baile, los organizadores habían ido a fomentarla a las escuelas y parecía muy sana y, de hecho, lo fue, al menos hasta que me estuve ahí, cuando me fui, pasando las horas dicen que se puso amm, poco decente la cosa con una compañera misma que celebró uno de sus cumples en un antro y por tratarse de una fiesta con rasgos familiares (ya que era un antro rentado para una menor de edad), los papás podían ir, y me acompañaron. Sólo esas dos veces me “aventuré” ir por esos lugares, ahora que lo pienso… ¡qué bien por mí hicieron mis padres!

WhatsApp Image 2020-05-19 at 8.57.22 PM (1)

El libro Greta me lo trajo mi papá de uno de sus viajes a la ciudad de México, él siempre se acuerda de nostras ❤
WhatsApp Image 2020-05-19 at 8.57.23 PM (1)

Los libros verde, rojo y Alimenta a tu cerebro, bajo el rojo, fueron obsequios de My Mother. I believe in a thing called LOVE de Lauren Goo lo compré impulsivamente en Amazon.

Entonces, al no tomar ni fumar, la pregunta de otra compañera de prepa que sí lo hacía y ante la expectativa de otra compañera al lado a: ¿entonces qué haces?
Como si ir bien en la escuela, hacer las tareas + estar en las exigentes pero amenas clases de inglés y sus respectivas tareas, a la convivencia con ese círculo social, porque bueno, sin quererlo, en la escuela y en la facu sí fue popular debido a mi shyisimo (timidez),
llegar a casa a ayudar con la comida, la limpieza, mi propio espacio personal no fueran suficientes pues, la verdad es que no, me ponía a leer. Y eso ya es mucho ya que, literal, me iba a otro mundo: abandonar totalmente tus problemas para largarte a tener más en un mundo en donde rara vez se tiene voz y voto implica mucho desgaste de energía pero cuando regresas, eso sí, regresas bien cargadito 🙂

Leía lo que me llamaba la atención, pero hasta eso, no era mucho de leer en esa época, de vez en cuando un libro que My Fother tenía en su biblioteca, en especial los libros de misterio, tenía como dos o tres de Reader’s Digest, estaba suscrito, sus portadas eran tan bizarras para mí y bueno, lo siguen siendo, me hacían sentir a ese mundo de calamar gigante que mataba a los antiguos marineros y daba gracias por mi existencia en esta contemporaneidad, por estar en mi cuarto leyendo eso en lugar de ser un marinero a media noche en altamar luchando contra un calamar gigante con un ojo inexpresivo pero como analizándolo, me hacía sentir partícipe, me daban familiaridad, a veces los comentábamos mi hermana, mi papá y yo y My Mother se enfocaba más en mi parte de estudios, pero todos estábamos en familia.
Ellos, mi padres, no me compraron libros juveniles, romanticones, no, yo me los conseguí ya estando como a cuatro años de haber entrado a la universidad, los conseguí a buen precio, libros de esta índole fueron:

Libros Juveniles: Por llamativos y por su influencia en redes sociales 

Landline (Lo sentí muy fuerte, lloré, por estar de depre por mi ex y su narrativa me pareció un poco a Pedro Páramo, así como de muertos que regresan, que en su memoria
viven, que regresas al pasado, que te hablan, me sorprendió que una autora norteamericana contemporánea de romance juvenil le imprimiera un toque como Juan Rulfo a su citada obra)

¿Y si quedamos como amigos?

Y por eso rompimos…

Fangirl (me quedé con las ganas de leer Carry On, ese no lo conseguí en aquel tiempo, ahora lo tengo pero honestamente, no me veo leyéndolo pero amé este libro y ya que todavía soy universitaria y heme aquí, escribiendo sobre un blog, no acerca de un personaje pero de mí, con el pretexto de booktag, sé que Cath y yo compartimos mucho)

A todos los chicos de los que me enamoré (¡Lara jean se me hacía tan tierna! pero me “asustó” que le gustara el ex de su hermana mayor ¡¿WHAT?!!)

Yo antes de ti

El odio que das 

P.D. Aún te quiero

Compré y no he leído hasta la fecha: 19 de Mayo de 2020, Martes.

Heidi

Little Women

The girl you left behind

I believe in a thing called love

Fanstatic beast and where to find them The original screenplay

Harry Potter and the cursed child

Quidditch throught the ages (el verdecito nueva edición ya que el primero, el que parece libro usado, me lo compró mi mamá hace añísimos, en Gigante, cuando existía, costó cerca de $30 mexicanos, nada comparados con los $300 y algo que ahora, o en ese tiempo creo llegó a costar que bueno, ya las pelis de Harry Potter habían acabado y era todo un MEGA SUPER ULTRA EXITASO de ventas, creo, de hecho, aún tiene la etiqueta de Gigante)

Animales fantásticos y dónde encontrarlos (el naranjita)

Se puede decir que con estos libros retomé la lectura ya que terminaba uno y me compraba otro, estuve lee y lee mucho de este tipo un buen rato y bien emocionada, hasta que sentí que ya no era tanto mi momento ya que me alegraba con las fiestas de High School y sus dramas americanos y me di cuenta que yo ya estaba en la universidad, que mi prepa nunca fue así y que a pesar de la libertad en la uni, no llegaría a ser así, y me decepcioné, me ubiqué en la realidad que me tocó vivir, gracias a mi ex porque soportó todas esas charlas en las que parecía que yo me iba de fiesta y le contaba el chisme de la inocente Lara Jean y de Macallan, después de meses, o se me hace que después de un año así, le conté que yo me daba cuenta de mi realidad y que, desafortunadamente (así pensaba yo en ese tiempo) nunca me pasaría a mí una vida así, él me escuchó y me entendió, ya era algo “tarde” para mí ya que hacía años que había dejado el equivalente de High School, y le bajé con la lectura de este tipo…

Pero bueno, sí me gustaron esos libros, ahora me dan ganas de releer ¿y si quedamos como amigos? y también Y por eso rompimos… mencionan a Greta! 😀
WhatsApp Image 2020-05-19 at 8.57.24 PMWhatsApp Image 2020-05-19 at 8.57.23 PM (2)

Me sentía parte de una comunidad, llena de amigos con aventuras súper emocionantes que no involucraban alcohol ni drogas, subirlo a mi Instagram personal me hacía recordarlos y sentirme parte también de este mundo real y como a veces subía cosas de otro tipo, como el cielo, las flores, cosas que me gustan pero que no me dan ese sentido tan fuerte de pertenencia a ambos mundo creé: La Galleta: Libros y Café.

Fue primero Facebook porque quería que fuera una cuenta empresarial en Instagram, que es donde me sentía conectada, pero para eso necesitaba primero la cuenta empresarial de Facebook, hasta este momento y siento que va para mucho, para largo, me siento mucho más cómoda y que pertenezco a: Bookstagram

De eso hablaremos en otra ocasión, ahora sí me iré más tendida en cuanto a la elección de mis libros:

Por su género (y por la fama de estos autores):

De animales a Dioses, Yuval Noah Harari (Este era una novedad en la librería, venía con su camisa negra, vívido e iluminador, el libro de NO FICCIÓN del 2014, ya había pasado, estábamos en 2016 pero me dije, al leer la contraportada y quedar totalmente fascinada nada más de leer las preguntas, que estaba a tiempo de ponerme al día (sí, dos años después)  lo elegí, y es una de esas elecciones que te cambia la vida).

Este libro lo elegí porque antes, de los libros que tenía My Fother en su biblioteca, en su penthouse estaba: El mono desnudo, de Desmond Morris, recuerden que yo ya traía gusto por la literatura científica, y este, lo es, es más bien un estudio acerca del comportamiento del hombre, lo leí circa 2014 y quería libros así, que en este sentido me orientó mi papá y me dijo que este autor tenía otro estudio: El zoo humano, que compré un día, en una librería que se puso frente a la ex entrada principal de mi Universidad, en calle 21, por donde ahora está la fonda de El sazón de la Abuela, creo así se llama. Muy buena onda los integrantes de aquella librería, de libros de segunda, que después, no sé si era la misma familia, se pusieron al lado de los que ahora es la fonda Los compadres, en una puertecita de vidrio, un pasillito bien lindo.

Otro libro que también quiero, de éste género es: Nuestra Especie, de Harris, ya le eché el ojito, recuerdo cuando estábamos mi hermana, mi papá y yo en la librería y dijimos que ese era como el de El Zoo Humano 🙂 hace ya un tiempo, cuando ese libro estuvo como novedad.

Cuentos Chinos (desde que leí a Yuval Noah Harari mis gustos literarios se intensificaron con en este tipo de género, llegué a este libro de Andrés Oppenheimer debido a que fueron a preguntar por él en la librería donde trabajo, le comentaron a la dueña que lo necesitaban cuanto antes ya que se los pedían en la Universidad, a los de Filosofía y tenían que leerlo para hacer un resumen y debatirlo. Para ese entonces desconocía al autor y su título me llamó la atención, cuando los conseguimos, como 5, me quedé con uno, que fue el que quedó solito, y eso que me esperé varios días para que no se lo arruinara al cliente, pero no llegó en ese lapso de tiempo, el libro fue para mí, yo fui la cliente 🙂  y me encantó, fue para mí como si me hubiera ido de cumbre 😀

Gracias a este libro supe que debía lanzarme por su nuevo libro: ¡Sálvese quien pueda! El futuro del trabajo en la era de la automatización, este libro, del que tanto le hablé a My Mother que lo quería, me lo regaló en Navidad, fuimos por él y otros títulos (Homo Deus, Yuval Noah Harari a Gandhi de la Madero)

Creo que he hablado de los libros que más me han marcado y cómo los han llegado a mi vida, no he sido tan específica a las preguntas del booktag de Ese chico con un libro, que me nominó, y que ya hice el vídeo pero no tenía guión, varias cosas de las que aquí dije, en especial esta última sección las dije ahí también, pero falta para que él haga su video, yo ya  lo tengo hecho y quería que saliera para este Jueves pero él lo sacara como por el próximo mes, eso me decepcionó porque no he subido vídeo pero bueno, mejor que lo saque el primero, me nomine y ya con más estructura, con guion, será más breve, mucho más, en el video-booktag.WhatsApp Image 2020-05-19 at 8.52.28 PMCada libro tiene su propia historia… ¡imagínense si hablara de todos y cada uno de ellos, sería La Historia Interminable! Sería una manera de contar historias, no todas pero sí bastantes, de mi vida.

Quería darle más énfasis a otros libros pero es hora de cerrar esta charla, no la quiero dejar inconclusa con una supuesta continuación como pensé hace unos minutos, mejor así que cierre, de golpe pero conclusa.

WhatsApp Image 2020-05-18 at 6.01.54 PM

Una foto de ayer*, literal, de Mi pequeño Gran Faraón: Min ❤
Lo amamos.
*Lunes 18 de Mayo, 2020

Gracias por esta amena charla, Greta.

WhatsApp Image 2020-05-19 at 6.53.10 PM

Con amor y cariño: Greta, LaGalleta Libros y Café.

#🍪📚☕